Inner SpacesÚltimas notas

Las 4 preguntas que debes hacerte al comprar tu cocina

2 (2)

Comprar una cocina parece ser muy fácil, sin embargo, debes considerar ciertos aspectos al elegir pues debe ser adecuada para ti y para tus necesidades. Debes reflexionar con qué frecuencia la usarás, el espacio en que la colocarás, su complejidad, la cantidad de quemadores, entre otros. Aquí te mostramos las 4 preguntas principales que debes hacerte:

1. ¿De gas o eléctrica?

Ambas cocinas son funcionales, pero hay ciertas características que las diferencian y que pueden ser de utilidad:

  • Las cocinas de gas son excelentes si quieres ahorrar energía eléctrica, es más económico comprar gas cada 2 ó 3 meses, que pagar el recibo de la luz mes a mes. El tipo de cocción que ofrecen las llamas ayuda a que tus alimentos se cocinen más rápido y puedes regular la intensidad fácilmente. Además conserva mejor las texturas y nutrientes de tus preparaciones.
  • Las cocinas eléctricas tienen la ventaja de ser más seguras si tienes hijos pequeños. El calor del horno se controla con precisión gradual y los alimentos se hornean uniformemente. La limpieza es mucho más fácil porque están hechas de vitrocerámica. Y, por último, es perfecta para cocinar tus recetas a fuego lento.

2. ¿Con muchas o pocas hornillas?

Hay cocinas desde 2 hornillas a más, todo dependerá de cuantos platillos sueles preparar al cocinar. Si eres una cocinera empedernida, preparas muchos acompañamientos y además vives con tu familia, te recomendamos que compres una cocina que tenga al menos 4 hornillas. Si vives solo y únicamente preparas alimentos rápidos y en poca cantidad, no es necesario que tengas más de 4 hornillas.

3. ¿Con hornillas del mismo tamaño o diferentes?

Las cocinas poseen diferentes tamaños que están destinados a usos específicos. En el caso de las cocinas eléctricas, también poseen hornillas de diferentes tamaños pero cada una tiene una intensidad calórica en específico. La razón por la que existen diferentes tamaños de hornillas es porque utilizas diferentes tamaños de sartenes y ollas, por lo que unas necesitan más calor que otras. También puedes escoger una cocina que tenga el mismo tamaño de hornillas y regular la intensidad de calor por medio de las perillas.

4. ¿Necesitas doble horno o uno sencillo?

Si te encanta hornear diferentes platillos a la vez, entonces te recomendamos una cocina con doble horno para que puedas cocinarlos al mismo tiempo y cada uno con una temperatura específica, así ahorrarás más tiempo. Si horneas ocasionalmente, entonces no es necesario que te compres una cocina tan sofisticada, escoge una con un único horno.

¡Ya lo sabes! Elije la cocina que más se acople a tus necesidades culinarias y a la inversión que deseas hacer.

UNDER THE ROOF