Home Decormas popularesÚltimas notas

Tips de iluminación para todos los espacios en tu hogar

1-1
La luz es un aspecto fundamental en tu hogar. Es el elemento que le da vitalidad a un espacio o arruina el ambiente; achica o engrandece, ayuda a resaltar la decoración o la pierde en el espacio. Es importante que sepas qué tipo de iluminación debes colocar en cada rincón de tu hogar.

Hay aspectos que debes tener en cuenta siempre al pensar en cambiar tu iluminación en cualquier habitación y a pesar que cada ambiente requiere una iluminación diferente, debes tomar en cuenta estos puntos generales al momento de hacer una modificación de luz a tus espacios:

  • Las actividades que realizarás en el espacio.
  • La decoración: los muebles, las texturas de las paredes, los colores y los pisos, ¿Qué deseas resaltar?
  • Debes iluminar todas las habitaciones hasta el último rincón, pero de forma adecuada.
  • Las luces amarillas se utilizan para dar calidez y confort; en cambio, las blancas se usan para tener una mejor visibilidad y seriedad.

Ya sabiendo en general lo que debes tomar en cuenta, ahora sabrás qué es lo que debes hacer en las habitaciones de tu casa:

  • La sala: es la habitación principal de tu casa y la que da la primera impresión a tus invitados. Aquí puedes aprovechar a jugar con la iluminación. Intenta recrear una luz natural lo más que puedas. Las luces amarillas darán al ambiente un efecto acogedor. Coloca luces en el techo como luz principal de la sala y lámparas de pie cerca de los lugares donde lees o donde se creen sombras. Puedes incluir luces empotradas en dirección a cuadros o retratos para que resaltes estos detalles, este es un detalle elegante y moderno.
  • El comedor: es recomendable colocar luces que no deslumbren, tu objetivo debe ser iluminar bien la mesa. Las lámparas LED son una excelente opción para iluminar correctamente la mesa y ahorrar energía. Es importante que tomes en cuenta que las luces deben venir del techo y puedes ordenarlas en fila a lo largo del tamaño de la mesa.
  • La cocina: debes colocar una luz central y luces empotradas como refuerzo. Tu cocina tiene que tener una buena iluminación para la correcta preparación de tus alimentos y la limpieza de la habitación.
  • El baño: necesitas una luz general potente y de preferencia blanca. Coloca más luces alrededor del espejo que faciliten la visibilidad.
  • En el cuarto: no coloques luces en el techo que den directamente a tu cama, esto suele ser un poco molesto si estas acostado. Utiliza mejor lámparas de mesa o de pie que difuminen la luz y la suavicen.
  • Habitaciones pequeñas: apóyate también con los colores de las paredes, pintándolas de colores claros. No coloques mucha decoración para que no se vea saturado y le reste espacio. Una luz central en el techo que no sea muy grande y otras luces que se dirijan hacia las paredes, esto crea la ilusión de una habitación más grande. Necesitas una mesa de noche, pero para ahorrar espacio puedes colocar la luz desde la pared y no en la mesa.

¡Estás listo para iluminar tu hogar!

UNDER THE ROOF