Wine & Dine

Como preparar una tabla de jamón y queso.

tabla-de-jamon-y-queso

Un platillo gourmet muy delicioso ideal para una reunión que tengas con tus amigos o compañeros de trabajo puede ser una tabla de jamón y quesos, es algo muy sencillo de preparar, solo necesitas elegir muy bien los quesos y los embutidos, sin olvidar la presentación, la cual es muy importante, recuerda que uno de los objetivos de la tabla de jamón y queso es la forma artística en la que esta colocados en la tabla.

Para empezar solo necesitas una tabla de madera, que sea lo suficientemente grande para la cantidad que desees preparar, muchas personas lo hacen en una plato, pero lo clásico es colocar una tabla de base. Luego debes escoger que quesos vas a utilizar, el número adecuado de los tipos de quesos que puedes agregar es de 5 a 10 diferentes, lo importante es que estos sean de distintos sabores y texturas. Hay algunos quesos que son deliciosos y que te recomendamos que utilices, son los siguientes:

  • Queso emmental: También conocido como queso suizo hecho de leche de vaca, tiene un sabor suave, es semi-duro y tiene un color amarillo, es fácilmente reconocido porque tiene grandes burbujas como parte de su textura.
  • Queso feta: Este queso es originario de Grecia, está hecho con leche de cabra, tiene un sabor acido un poco intenso, su textura es granulada y es de color blanco.
  • Queso Manchego: Es elaborado con leche de oveja, tiene un sabor fuerte, es de corteza dura y tiene un color amarillento o pardo.
  • Queso cuartiloro: Es un queso fresco, es decir no necesito de mucho tiempo para que este listo para consumirlo, es originario de Italia, es de corteza blanda y cremosa.
  • Queso Ricotta: Es un queso de suero, muy suave y cremoso, también es de origen Italiano, tiene una textura húmeda y un sabor dulce.

Para los embutidos podemos ser un poco más prácticos, puedes utilizar jamón ahumado, va muy bien con los quesos, también puedes utilizar salami que le dará un toque picoso a tu tabla, un bocadillo muy delicioso es el jamón ibérico que es de cerdo y puedes utilizar el jamón york. Estos embutidos servirán para darle realce al sabor de los quesos.

Es importante que elijas muy bien los acompañantes que llevara tu tabla de jamón y queso, puedes utilizar frutas como la piña, fresas, uvas y ciruelas. Las frutas saben deliciosas acompañadas de un buen queso. Otro acompañante fundamental son las aceitunas, de preferencia sin semilla, le darán un sabor exquisito a tu platillo. Puedes probar también utilizar distintos tipos de pan para complementar la tabla solo necesitas que sea crujiente. Así crearas la combinación perfecta de dulce y salado.

Después de tener todos los ingredientes debes pensar muy bien en la presentación y decoración de la tabla, esto va un poco a la cuenta de tu creatividad pero te daremos unos tips que puedes utilizar y no solo para que se vea bien sino para llevar una secuencia de sabores perfectos.

  • Es recomendable que los quesos con sabor más fuerte vayan en el centro y que partas de ahí hacia la orilla de la tabla con los sabores más frescos, esto permitirá que los degustadores empiecen a comer los quesos frescos primero y no contaminen el paladar con los sabores fuertes, de esta manera podrán sentir el gusto real de cada uno.
  • Los quesos cremosos los puedes combinar con las frutas más dulces y una rodaja de pan, saben deliciosos juntos.
  • Las aceitunas las puedes combinar con los embutidos, le darán un sabor avinagrado muy delicioso.
  • Combina los colores de todos los elementos de la tabla, piensa en el color de la fruta de tu elección, el rojo de los embutidos y en el de los quesos.

Este sin duda es un platillo que todos van a disfrutar, recuerda que puedes acompañarlo con un buen vino, tus invitados quedaran encantados.