Inner Spaces

3 combinaciones de colores para tu sala de estar.

portada31
Combinación de colores neutro, blanco, gris y negro.

Los colores neutros son ideales para quienes necesiten un telón de fondo versátil que les permita combinar texturas manteniendo la elegancia y el estilo moderno.

El blanco, gris y negro, siempre serán colores muy clásicos que transmiten tranquilidad, refinamiento, armonía y equilibrio a la estancia.

Combina tu sala con estos colores y dale el estilo que más se acople a tu personalidad.

A continuación te presentamos, opciones de diseños en combinaciones de colores para esa zona tan especial.

Salas de Alto Contraste.

La combinación de negro y blanco le aportara modernidad a tu sala al utilizarlos en paredes y al restringir a dos colores será fácil elegir cuál usar o cómo combinarlos en caso de que decidas utilizar los dos.

Si en dado caso el espacio de tu sala no es muy grande es mejor no pasarte con el uso de negro en las paredes, así evitaras crear un efecto cueva a menos que desees optar por un papel de pared elegante o divertido en negro y blanco.

Salas modernas.

Si deseas pintar las paredes en tonos blanco, entonces utiliza el color negro para los muebles, cuadros y accesorios, con los que vas a decorar.

Este tipo de contraste funciona muy bien cuando se tienen muchos elementos decorativos para colgar o para amueblar, creando un efecto óptico impresionante.

Salas con Mucha luz natural.

Para crear un contraste de amplitud en tu sala, una buena opción es incluir muchos tonos en blanco como el crema, beige y gris y que sea el color predominante sobre todo en las paredes para que atraiga más la luz al espacio social.

Salas en beige y gris.

Otra combinación muy moderna es el uso del beige y el gris. Al ser dos tonos neutros, al fusionarlo genera un esquema moderno en la decoración, logrando equilibrio, balance y elegancia en la decoración de la sala.

Los colores fríos te permitirán crear un ambiente refrescante de tranquilidad y paz según la variante de tonos que escojas que van desde los morados, azules, hasta verdes.

¿Te imaginas la calma que trasmite el azul del mar? Porque no llevarla hasta tú sala de estar.

La paleta en este color contagia el ambiente de tranquilidad y relajación.

Si la alegría y la tranquilidad se aloja en ti, entonces viste tu sala de la simpleza que transmite el celeste, creando así, una atmósfera ligera y suave. Y si quieres una sala más rústica, la naturalidad de un azul lavanda le aportará espontaneidad y energía.

Pero si lo que necesitas al llegar a tu sala es de un buen descanso, el brillo azulado del verde aguamarina es ideal para crearlo.

Con los tonos más suaves del azul, el verde y el violeta tu sala transmitirá serenidad, privacidad y relajación.

Crea una sala acogedora en combinaciones de colores frios, revitalizándola por completo.

Cálidos claros

Combinación de colores cálidos.

Ya que la sala representa el lugar en donde se comparten muchos momentos amenos, los tonos cálidos, serán perfectos para exponer esa armonía.

Utiliza una paleta que destaque tonos en verdes pálidos como el manzana, amarillo, y rojizo claro, para estimular la sensación de calidez y cercanía.

Si quieres una atmosfera de mayor jovialidad, refrescante y en un ambiente apacible opta por tonos en verde.

Para crear brillantez y luminosidad, usa los tonos en amarillo y si eres dinámico o creativo entonces que mejor manera de demostrarlo aportándole color en tonos naranja a tu sala.

Sea cual sea tu opción, toma en cuenta que antes de comenzar a pintar las paredes de este espacio, pienses en las cosas que ya tienes en casa y de qué manera vas a integrar tus accesorios con el color que elijas para tu sala.

UNDER THE ROOF