The Project Station

Consejos para cuidar de tu terraza

portada

Las terrazas se diseñan de diferentes maneras y con distintos elementos, por ello al adquirir los materiales para su construcción al igual que los muebles que se incluirán

Siempre hay que asegurarnos de que sean lo suficientemente resistentes ante los cambios de temperatura, tanto del abrazador sol, la lluvia o el frio.

Sin embargo a pesar de que estén diseñados para estos fines no está demás buscar consejos de cómo cuidarlos, mantenerlos en buenas condiciones para que su durabilidad se incremente por más tiempo.

Por ello antes de hacer algún procedimiento de cuidado a tu terraza o a los muebles toma en cuenta el tipo de material del cual están hechos ya sea de madera, de acero, de aluminio, etc, así sabrás que tratamiento aplicarle.

A continuación te presentamos algunos consejos a la hora de cuidar tu terraza:

Las paredes y muebles hechos de madera de teca son materiales muy habituales para fabricar muebles de exterior, ya que es muy resistente y aguanta sin problemas las inclemencias del tiempo. Además, por si sola ofrece una bella natural y tiene un precioso color dorado, sin embargo con el tiempo y con la corrosión del sol, el aire y el agua, esta madera se oxida y acaba tomando un color gris. Para solucionarlo y hacer que recuperen su color marrón, aplica a la madera un sellador de teca, por ejemplo con el aceite teca lograrás que vuelva a su estado natural intensifica su tono natural.

Aplícalo sobre los muebles una o dos veces al año y los tendrás siempre como nuevos, pero ten en cuenta que al momento de aplicar el aceite, la madera debe estar totalmente seca.

Si en cambio tienes muebles de acero inoxidable, aunque como su nombre lo dice son inoxidables con el tiempo siempre su material termina desgastándose, por ello opta por una limpieza en base a agua y un jabón neutro, pero tampoco lo realices con frecuencia con un par de veces al año será más que suficiente.

Y como tratamiento preventivo lo mejor es usar un protector específico para acero inoxidable, que lo protegerá y lo mantendrá limpio al mismo tiempo.

Otro elemento usado en las terrazas es el aluminio pues es un material muy ligero que además es resistente a la corrosión. Sin embargo, hay que tener cuidado con el material de la esponja que utilizaremos a la hora de limpiarlo, ya que se raya fácilmente.

Para los adornos de cerámica son muy fáciles de limpiar solo necesitas de detergente multiusos, luego sécala con alguna toalla. La cerámica es un material perfecto para exterior por su gran resistencia y durabilidad.

En cuanto a las mesas o sillas de hierro son materiales muy oxidables sobre todo en ambientes húmedos, para su protección usa pintura antioxidante y repite el proceso cada dos años.

Los muebles de ratán, fibras de bambú o de petate son ligeros y resistentes, límpialos con un cepillo suave, luego pásales un trapo mojado con agua y jabón, o también tienes la opción de hacerlo con agua salada. Luego sécalos con una manta o toalla y finalmente aplícales un barniz de poro abierto para exterior como medida de protección.

Si tienes muebles de mimbre y presentan manchas puedes eliminarlas de las telas con vinagre, pero si persisten, mezcla el vinagre con bicarbonato y frota suavemente.

Para las almohadas, cojines, colchas o muebles para exterior que están fabricados con material sintético, poliéster o textiles, están normalmente fabricados con un tratamiento para que perduren en exteriores.

En estos casos si son desenfundables puedes lavarlos en la lavadora. En caso de que no lo sean, pásales la aspiradora y cepilla las manchas con agua jabonosa.

Para potenciar el cuidado de tus paredes y muebles utiliza una pintura antihumedad. Normalmente son productos lavables y que evitan la formación de moho, pero hay que renovarlos cada dos temporadas, sobre todo en zonas de clima muy húmedo.

Si tienes asientos de lona utiliza espuma seca para tapicerías (dos o tres veces al año). Si se manchan, aplica inmediatamente un paño humedecido en amoníaco y agua desde el borde hacia el centro. Si son manchas de grasa, espolvorea con polvos de talco y cepilla tras una hora.

En el caso de tener plantas, necesitamos mantener algunos cuidados para que nuestra terraza esté siempre llena de vida.

Antes de adquirir algún tipo de planta, debes tener en cuenta varios factores, como por ejemplo elegir el mejor lugar para cada una, según haya sol o sombra o si es un lugar de mucho viento, mucha humedad, frio o demasiado calor, así sabrás que tipo de plantas comprar.

Una buena recomendación es que optes por plantas en maceta, así podrás moverlas según las condiciones del clima, pero si lo que quieres es hacer un jardín donde hayan muchas plantas y arbustos, entonces puedes usar las plantas trepadoras que tienen un desarrollo fácil de controlar, si además da flores bonitas, tu terraza se verá mucho mejor entre las plantas de este tipo que son más ideales para las terrazas se encuentran¬: las clemátides, jazmín, e incluso una buganvilla, cualquiera de ellas podría proteger a las otras plantas que son más delicadas al sol.

También las plantas grandes sirven de sombra para otras pequeñas como las abelias, rosales, polygala, pitosporum, etc. Tan sólo es cuestión de elegir las que más te gusten y utilizarlas como si fuesen una barrera natural contra el sol y el viento.

A nivel general es bueno cuidar a todas las plantas por igual, regándolas y abonándolas cada vez que sea necesario.

Pero cuidado, demasiada agua y abono puede producir que la planta se ahogue, o se queme, para evitar esto puedes seguir estas recomendaciones:

  • Riego: dependerá de la especie, pero por lo general se regarán unas 3-4 veces por semana en verano y cada 4-7 días el resto del año.
  • Abonado: durante toda la temporada de crecimiento, es decir, desde primavera hasta verano. Hay que usar abonos líquidos, a ser posible orgánicos. Si se vive en una zona donde el clima es suave se podrá abonar también en otoño.
  • Podar cada cierto tiempo: Las plantas que por naturaleza crecen mucho y que están en macetas, necesitan ser podadas cada cierto tiempo, con esto también podremos quitar las ramas secas, enfermas o débiles, así como aquellas que se entrecrucen. La época ideal para hacerlo es a finales de invierno.

Las plantas mayores que dan marco al jardín suelen ser de lo más variadas. Las cortaderas requieren de muy poco cuidado, pero de buen espacio y de libre crecimiento. También los ficus, estrellas de los jardines verdes, son ideales para rellenar el espacio con un bonito verdor.

UNDER THE ROOF