Wine & Dine

Recetas que no necesitan muchos ingredientes

rqn0

Eres una persona que pasa ocupada todo el día, llegas a casa muy tarde luego de una difícil jornada de trabajo o de estudio con mucha hambre

Solo de pensar el tiempo y la elaboración que conlleva cocinar, terminas comprando comida rápida

Porque sabemos que tu tiempo es limitado a continuación te proponemos algunas recetas a las que no tendrás que dedicar mucho tiempo ni esfuerzo y con la que conseguirás mantener una dieta equilibrada.

Crepes con jamón y queso


Ingredientes:

  • 100 gr. de harina
  • 250 ml. de leche
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal y mantequilla.
  • Para el relleno: unas lonjas de jamón y queso
Procedimiento:

Batimos los huevos y añadimos la harina poco a poco para que no se formen grumos. Incorporamos la leche, una pizca de sal y una cucharadita de mantequilla derretida.

En una sartén ponemos un poco de mantequilla y dejamos que se derrita. Vertemos un poco de la masa y la doramos por ambos lados. Repetimos la operación hasta que se acabe la masa y consigamos todos los crepes posibles.

Ponemos una loncha de jamón y otra de queso encima de cada crepe, los enrollamos y estarán listos para que los disfrutes.

Pasta en salsa Strogonoff

El Strogonoff es una receta riquísima y súper sencilla para realizar, lo increíble de ella, es que es muy versátil, pues la podemos hacer de diferentes formas adaptándola a nuestras posibilidades, así que si quieres comer rico en poco tiempo este platillo es uno de los indicados pues es muy gustoso y tremendamente sencillo en apenas 30 minutos.

Ingredientes:

  • Pasta 250 g
  • Carne de ternera o de cerdo, 200 g
  • Setas variadas, unos 150 g
  • Cebollas picadas, 2
  • Dientes de ajos picados, 4
  • Nata para cocinar, 200 ml
  • Harina, 1 c. sop.
  • Mostaza 1 cdta.
  • Salsa de soja
  • Solomillo de carne
  • Hierbas provenzales
  • Orégano
  • Cebollino picado
  • Caldo de carne concentrado
  • Pimienta
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Procedimiento:

Cortamos el solomillo en pequeños trozos o en tiras finas y salpimentamos, luego calentamos a fuego alto una sartén antiadherente, hasta que empiece a humear. Nuestra intención es marcar y sellar la carne perfectamente, haciendo que tenga color y que se agarre un poco al fondo, pero sin que llegue a cocinarse del todo.

Salteamos ligeramente los trozos de solomillo poco a poco, con aceite, para que le den color sin sobrecoserse. Hacemos lo mismo con las sucesivas tandas, hasta que tengamos todo el solomillo marcado.

El resultado final es un plato de pasta distinto, con todo el sabor del Strogonoff proveniente de la carne, el toque de las setas, la nata y las especias, muy rico al paladar.

Esperamos que estas dos recetas te sean muy útiles para ti, pues en ambas, el tiempo de elaboración es poco, son recetas sencillas, ligeras y muy idóneas si lo que te falta es tiempo.

UNDER THE ROOF